PDF Imprimir E-mail

El Amazonas peruano espera duplicar su caudal de turistas tras ser consagrado Maravilla Natural

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

Iván Vásquez Valera, presidente de la región de Loreto, en el norte peruano, donde nace el río Amazonas, considera que tras la consagración como una de las nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo, empieza un nuevo tiempo en el que la conservación del río y de la selva, debe ir de la mano del desarrollo. “La conservación por la conservación, también conserva la pobreza. Nosotros queremos transformación”, asegura. Para conseguir el desarrollo, la principal apuesta es el turismo y Vásquez Valera se plantea un objetivo bien alto: “En dos años debemos  llegar al medio millón de turistas”. Esa cifra duplicaría lo que se espera alcanzar durante lo que resta de 2012. En el 2011, Loreto recibió 221.968 visitantes, de los cuales 52.000 fueron extranjeros.

 

 

 

“Loreto tiene cuatro rubros que se están impulsando: el turismo, los bionegocios, la madera y el petróleo”, afirmó. "Lo que está pendiente, es resolver los pasivos ambientales, hay ríos que están muy contaminados, hay comunidades que no tienen acceso a la producción agraria porque su tierras han sido afectadas. El Pastaza es un ejemplo concreto", acotó. "Lo que hay que hacer es pisar el acelerador para pagar esa compensación ambiental y darle duro al turismo y a los bionegocios. La Amazonía, en su conjunto, es la fuente de alimentación del mundo, el banco genético del mundo. Hay que decirle al mundo que aquí tienen una alternativa extraordinaria para conocer, no solo la parte física sino también culturas ancestrales ", agregó Vásquez.

 

En una entrevista concedida a New7Wonders tras la coronación de la Amazonía como maravilla natural, el presidente regional expresó que “hay un río monarca de los ríos, inmenso de verdad sin par, humilde nace en picachos fríos, soberbio muere derrotando al mar”.

 

“Esa frase de hace más de 100 años nos está diciendo que hace más de 100 años ya sabía el mundo que el Amazonas nace del Perú y escurre sus aguas en la selva baja de nuestra región y allí en la unión de los portentosos Marañon y Ucayali se da la formación de ese gran río”.

 

¿Qué es la Amazonía para usted?

“Esas culturas milenarias que trasladan generación tras generación los cimientos sobre todo de cómo el hombre debe vivir como parte de la cadena de vida, la cadena trófica, hombre- bosque en simbiosis. Los de hoy siempre se han enfrentado con la naturaleza, cuando nosotros somos parte de la naturaleza y la cadena trófica se ha destruido, justamente el sistema de vida se ha destruido, por nuestra intervención irracional. Eso es lo que debemos cambiar.

 

La Amazonía es en una buena parte peruana… ¿Con esta consagración, cómo espera que el mundo considere a Amazonas?

 

Primero es responsabilidad de nosotros administrarla adecuadamente, con un criterio de conservación productiva. Segundo que el mundo mire a las Amazonas, pero a su vez se haga un mea culpa, porque somos parte de un ecosistema dentro de la atmósfera terrestre. Si nosotros seguimos impulsando industrias irracionalmente, quemando cada vez más combustibles fósiles y generando contaminación por mil razones, lo que estamos haciendo es también dañar a la Amazonía, porque el ecosistema es todo. Nosotros no somos una isla, haya una responsabilidad inmensa del mundo hacía este pulmón del planeta, de conservarlo, pero también acá en Perú estamos hablando mucho de lo que es la inclusión social, que la gente pobre que esta ahí, salga de la pobreza y para eso hay estrategias de asociación con las etnias para el desarrollo de proyectos de ecoturismo, proyectos de zoocriaderos para los animales de la selva, proyectos de inversión de albergues y hotelería. Pero siempre con ese concepto.

 

¿Espera que esta elección impulse al turismo?

 

El hecho mismo de que millones de personas en el mundo hayan votado por el Amazonas significa que en su corazón hay un compromiso y ese compromiso se está materializando, estamos creciendo al 35 por ciento de turistas al año. Hemos tenido 250 mil anuales a la fecha, pero pensamos que en dos años debemos  llegar al medio millón de turistas